Receta de navidad

Salmón marinado con eneldo

El salmón marinado con eneldo es una receta muy navideña, muy fácil y muy sana. El salmón no se cocina, por lo que conserva todo el Omega3 y en este caso más que nunca es una rica fuente de este ácido graso tan saludable. Su preparación es muy sencilla y el resultado es exquisito. El tiempo de elaboración es de tan solo unos 20 minutos, a los que habrá que sumar 24 horas de reposo en la nevera.

El salmón marinado con eneldo es una receta muy navideña, muy fácil y muy sana. El salmón no se cocina, por lo que conserva todo el Omega3 y en este caso más que nunca es una rica fuente de este ácido graso tan saludable. Su preparación es muy sencilla y el resultado es exquisito. El tiempo de elaboración es de tan solo unos 20 minutos, a los que habrá que sumar 24 horas de reposo en la nevera.

INGREDIENTES:

  • Salmón fresco, la cantidad quieras, con los lomos separados y limpios de espinas, pero con la piel.
  • Eneldo fresco.
  • Sal gorda: la misma cantidad que de salmón.
  • Azúcar blanca: la mitad de la cantidad que el salmón.
  • Aceite de oliva virgen extra.

Pide en la pescadería que te preparen un salmón al que le quiten la cabeza, la espina central y lo dejen en sus dos lomos bien limpios de espinas y con la piel. Una vez en casa, ya con nuestros lomos de salmón listos, se comienza por hacer la mezcla de la sal y el azúcar. La medida de sal será la misma que la del peso del salmón, es decir, si el salmón pesa dos kilos se necesitarán dos kilos de sal. Y por cada kilo de sal, medio de azúcar. Una vez bien mezcladas se va disponiendo una capa gruesa al fondo de una fuente y sobre ella los lomos de salmón con la piel hacia abajo y se cubre con la mezcla de sal y azúcar restante. Se mete la fuente en la nevera y se deja reposar de 24 a 48 horas, dependiendo del peso del salmón. Pasado el tiempo de reposo, se sacan los lomos y se lavan y secan bien con un papel de cocina para comenzar a cortar finas lonchas como si de jamón se tratara, por ello lo mejor es usar un cuchillo jamonero bien afilado. Para el marinado, se van distribuyendo las lonchas en una fuente de cristal, al estilo de un carpaccio y una vez obtenida la primera capa de lonchitas de salmón se riega con aceite de oliva e se le incorpora el eneldo fresco repartiendolo por toda la superficie. Y así sucesivamente con el resto hasta acabar con el salmón.

El resultado es un bocadito delicioso y delicado que se funde en la boca. Se le pueden añadir unas alcaparras por encima o servir con una crema de queso en un panecillo crujiente.

Suscríbete para recibir novedades, recetas y descuentos exclusivos.

Saber más sobre Marko