Las 10 plantas aromáticas para cultivar en casa

que no pueden faltar en la cocina

Las plantas aromáticas tuvieron su origen en la aplicación medicinal para el tratamiento de dolencias aunque también se usan desde tiempos inmemoriales para condimentar los alimentos. Hoy día son imprescindibles en el ámbito culinario y prácticamente no se contempla una receta sin la presencia de alguna aromática que realce el sabor del plato.

La variedad es amplísima, aunque siempre hay una lista de indispensables que no pueden faltar en la cocina. Se pueden encontrar en las tiendas en pequeños ramilletes o atadillos o bien envasadas, en sus versiones frescas o secas, algo a tener en cuenta, ya que el sabor puede cambiar mucho según su estado. Siempre es mejor el toque de las aromáticas frescas y para ello lo ideal es tenerlas vivas en casa y poder incorporarlas en su nivel de máxima frescura a los platos. Generalmente, estas plantas son muy agradecidas y fáciles de cultivar y su sabor indiscutiblemente mejor. Los huertos verticales de interior están cada vez más extendidos y los hay automatizados con lo que no hay ni que regarlos. Véase el huerto vertical Marko de Newfarm, especialmente pensado para la cocina.

Las aromáticas son aplicables tanto en recetas frías como calientes, dulces y salados. Es el momento de descubrir las ventajas y usos de las imprescindibles:

1. Eneldo

Es la aromática de la Navidad por excelencia y dadas las fechas en las que nos encontramos se merece ocupar el primer puesto de la lista. Se usa sobre todo con el salmón y la receta estrella para estos días es el “Salmón marinado con eneldo”. También combina muy bien con pepino y yogur, con los que salen unas salsas muy ricas. Además, va muy bien en ensaladas, ahumados y cremas de queso y mezcla bien con otras especias como la pimienta, jengibre, clavo, perejil y mostaza.

2. Albahaca

Es un clásico de la cocina italiana, dado su uso especialmente en salsas de tomate y también van muy bien en ensaladas. Tiene su origen en la India y se ha utilizado en oriente y Egipto antes de asentarse en el Mediterráneo, del que se ha convertido en uno de los emblemas de su gastronomía. Combina muy bien con otras especias como el orégano, el tomillo o el hinojo. Se debe incluir al culminar el plato, para preservar su frescura y no devaluar su delicado aroma. Además de su exquisito sabor, tiene muchos beneficios para la salud, ya que es muy rica en vitaminas A y C y fósforo y calcio.

3. Tomillo

El tomillo ha sido una planta destinada a distintos usos y utilizada por diferentes culturas como la egipcia o la griega pero no fue hasta el siglo XVI cuando comenzara a usarse en la cocina para aderezar los platos. Principalmente, se destina a los asados de cordero, pescado, pavo y cerdo. También va muy bien en revueltos y combina con especies que se le parecen como el laurel, el romero, el cilantro y el orégano. Se puede incluir o bien al final del plato, espolvoreando las hojas frescas por encima o bien se puede introducir en el momento del cocinado en forma de ramillete para dar un sabor más intenso al asado. También muy conocida su función beneficiosa para afecciones respiratorias tomado en infusión.

4. Romero

Aporta un aroma delicioso a los asados y combina fenomenal con el aceite de oliva y el ajo. Se puede incluir dentro de las aves en el relleno o usar las ramitas u hojas repartidas por encima de la carne. Va especialmente bien sobre patatas y verduras asadas para condimentar estos acompañamientos. El romero tiene propiedades cicatrizantes.

5. Hinojo

El hinojo es una de las plantas más versátiles y aprovechables, ya que se usan sus hojas y tallo como aromática, el bulbo como hortaliza y las semillas como especia. Tiene un sabor y aroma suave y va muy bien en ensaladas fresco y pescados y verduras al vapor. Es famoso por sus propiedades digestivas y antiinflamatorias.

6. Orégano

Es muy aromático y le da un toque especial a las pastas, pizzas y salsas de tomate. También va bien en recetas de carnes y pescados indistintamente. Suele utilizarse en su versión en seco, cuyo sabor es más intenso, aunque no por ello en fresco es menos interesante. Combina bien con otras especies como laurel, tomillo, albahaca e hinojo.

7. Perejil

El perejil no puede faltar en esta lista ya que es la hierba por excelencia en la cocina. Y es que queda bien con todo. Pescado, carne, patatas, verduras, huevos, salsas, rellenos, croquetas… Picado y fresco es como más sabor aporta a los platos. Posee gran cantidad de vitamina C.

8. Cilantro

Es el caso del perejil en gastronomías latinoamericanas, orientales o en la portuguesa. Es por eso que su uso lo vemos especialmente en recetas exóticas y va muy bien con especias como el jengibre, comino, cardamomo, pimienta o nuez moscada.

9. Menta

La menta es una planta muy aromática que tiene su aplicación tanto en recetas dulces como saladas. Además, no podemos olvidar su uso en cócteles, en frío o en bebidas calientes como el . Combina muy bien con el jengibre, manzanilla, chocolate o canela.

10. Salvia

Se la considera la reina de las plantas aromáticas y por ello la hemos dejado para cerrar este decálogo. Es muy conocida por sus propiedades terapéuticas para las féminas, de ahí que se le llame la planta de la mujer, además de aromática para la cocina y ornamental. Sus hojas frescas se usan, sobre todo, como condimento de carnes de cerdo, ave pero también como aliño para esos deliciosos menús de las barbacoas. Pero por si fuera poco su sabor, su floración es un regalo para la vista y la decoración del hogar, con sus preciosas flores de color violeta que recuerdan a las de la lavanda. Se trata de una planta poco usual en la cocina pero que cuando se descubre se convierte en una incondicional.

Suscríbete para recibir novedades, recetas y descuentos exclusivos.

Saber más sobre Marko